Un sueño que murio con la mañana.

Como aroma de flores eran tus olores, y ése sentimiento bendito tuyo, que me cautivó el alma y me perturbó los sentidos. Yo me sentí por ti atrapado, como de una jaula, pájaro, es que tu me hiciste tan tuyo, y yo que te crei tan mía, que contigo volé en las alas del amor,  y recorrí otros mundos que yo nunca imagine, y yo vivi los sueños que yo nunca soñé, yo contigo fui feliz; yo me sentí, tan bien! Yo recorrí con mis manos cada centímetro de tu cuerpo bonito, fue fascinante! En el limpio cristal de tus ojos bellos, cada mañana al despertar, para mirarme! Bebí el dulce néctar de tu amor, probar la miel de tus labios, en la pasión de un beso interminable. Y como abejita que chupa la miel de la flor, cada dia yo bebía de ti el dulce néctar de la miel de tu amor. Disfrutar cada momento contigo, eso tenía sabor a paraíso! Nunca estuve tan cerca de la gloria, que cuando, de ti yo bebía bebía de la fuente de tu amor, y tú me inspiraste los versos más tiernos de la historia. Pero nada me supo tan amargo! Que aquel día que desperté, y sin saber por qué. ni como, ni cuando, ya no te volví a ver! Tú te habías ido, y había desaparecido de mi vida y de mi vista, como el sol que detrás de la noche se esconde. Y asi quede yo, como el que dormido sueña, y al despertar vacío se encuentra, y nada le queda!. Por Derwell Fallu  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .