Los grandes, son los que viven para servir, no para ser servidos!

Te diré por qué algunas personas, aunque tengan mucho dinero y las cosas que el dinero puede comprar, a pesar de ello, no son felices; porque en realidad, lo que puede hacernos felices, son las cosas que el dinero no puede comprar; el amor, la amistad, la fe, la bondad y cosas como esas. Joe Biden Y Barack Obama, ellos son muy afortunados, porque ellos son amigos; el uno es blanco y el otro es negro, pero ellos viven dentro de sus corazones la realidad de ese sentimiento que no le permite discriminar por raza, ni color de piel, ni pensar que ellos pueden ser superiores a otras personas, porque algunas personas que tienen mucho dinero, este puede hacerle pensar o creer, que ellos son superiores o mas poderosos que otros, y eso no da lugar a la felicidad, porque las personas que tienen dinero, y que piensan que esto es su razon de la vida, a quienes logran atraer hacia ellos, vienen por lo que ellos tienen, no por ellos como tal.
La amistad es diferente, cuando tu vives ese sentimiento, tu eres feliz, sabiendo que tu tienes a alguien que tu valoras, de igual manera que esa persona te valora a ti. Cuando dentro de nosotros somos bendecidos con aquellas cosas que el dinero no puede comprar, vivimos para servir, no para ser servidos; lo que es contrario para quienes tienen dentro de sus corazones la idea, de que lo que los hace valer, son las riquezas que pueden acumular, porque ellos pagan para que le sirvan.
Los que se creen grandes y poderosos, piensan que deben pagar para que les sirvan; los verdaderamente grandes, ellos viven para servir a los demás. Lo dijo el más grande de todos los hombres: “Porque el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir”. Y Barack Obama Y Joe Biden, han aprendido muy bien el ejemplo del gran maestro, y esa lección que él nos quiso dar, porque lo hemos visto y lo vemos con los pobres y los más necesitados, confundiéndose sinceramente en un efusivo saludo y abrazo, que nos habla del amor de Dios en el corazón de estos hombres.
Pero yo, particularmente, jamas he visto a otros que se proclaman grandes y poderosos, ayudando, ni menos saludando a una persona pobre o de color, por el contrario, hemos visto pruebas de cierta conducta discriminatoria por los pobres, por gente de color de piel o por raza. Las cosas como son. Por Derwell Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .