El poder del voto!

Yo pienso, que, en estos últimos años, el pueblo elector ha ido madurando mucho, en términos de darse de cuenta, de cuando los políticos merecen la confianza de sus votos, por sus progresos que ellos hayan logrado, mediante al desempeño de sus labores y servicios; pero, por, sobretodo, la honestidad que ellos han mostrado, cuando han sabido aprovechar su oportunidad, que la confianza del pueblo les haya otorgado para alguna posición de servicio.


Yo creo que los días, en que la gente votaba por la motivación ciega, generada por el fanatismo político partidista, y por el tradicionalismo al apego de un ideal político heredado, se ha ido quedando atrás. La gente busca hoy, más que propuestas vacías, adornadas con palabras bonitas y con mensajes difamatorios y llenos de mentiras, de odio y de engaños, propuestas reales, que garanticen la línea de progresos y de seguridades que debe ser promovida por la honestidad, la capacidad, la dedicación y la entrega al servicio con el espíritu de equidad y de justicia, que debería hacerlo un buen servidor público.


El voto del pueblo no se gana hoy dia, a base de campañas  publicitarias difamatorias, que se hacen con el objeto de manchar y de dañar la reputación de personas honestas y trabajadoras, el pueblo sabe quién trabaja y quien no lo hace, y quien o quienes solo pierden el tiempo, desaprovechando sus oportunidades; el voto del pueblo consciente e inteligente, se gana por méritos propios, cuando la conducta de los elegidos haya generado esa confianza, que para una labor específica, puede proporcionar el poder del voto del elector.


Porque la gente, ya no vota tan solo, por facilitar oportunidades a políticos avariciosos y corruptos, sino por gente que se sabe que esta viene a prestar sus servicios y sus capacidades, para impulsar el progreso de nuestra nación y de nuestra gente; porque para eso se les paga, para administrar bien y con eficiencia los recursos del pueblo.


El poder del voto, tiene que ser bien aprovechado, porque el voto no se debe botar con gente que no lo merece, que no está capacitada y que no viene a cumplir con su compromiso de servir al pueblo y de administrar con eficiencia, con justicia y con equidad, los recursos de la nación; oportunidad de servicio, que mediante el voto les es confiada. Un político necesita, más que solo campañas difamatorias, para ganar el voto; necesita demostrar que este reúne la capacidad necesaria para la posición a la que aspira, y que él  tiene la voluntad para realizar con honestidad el servicio para el que se le ha de pagar. Por Derwell Fallu























































Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .