Antidoto de amor.

Enferma está mi alma, y enfermo también mi corazón por esta soledad que me encapsula en esta burbuja de mis deseos de ti, y, que yo no puedo satisfacer, estando tú, tan lejos de mi. Resecos están mis labios, porque no he probado de la miel de tus besos, en todos estos años. No se cansa de suspirar por ti mi alma, y este sentimiento en mi corazón, que dentro del pecho me arde, como brasas encendidas que nunca se apagan! Estoy enfermo de amor por ti, me asfixia esta necesidad de querer tenerte en mis brazos, me duele el sentimiento por extrañarte tanto. Por amarte así y no tenerte, estoy enfermo; lo sé! Es que duele tanto! No saber qué hacer. Y, aunque parece, que, por esta ilusión, que me perturba la vida, yo me estoy volviendo loco, de amor todavía, yo no encuentro mi antídoto. Por Derwell Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .