¡Epa, Dios se lució!

¡Epa, Dios se lució! No pudo haberlo hecho mejor. Hizo tan bonita y tan perfecta para mí a la mujer, que me dio en el corazón más de mil razones para por ella agradecerle. Gracias papito Dios, que para llenar mi soledad, tú me diste en ella, su tierna compañía, esa ayuda ideal que necesitaba mi vida, ése único recurso con el que yo puedo construir la familia. Mujer divina, inspiración de mi alma, mi felicidad, de mi corazón la alegría y, para amar, ella es la razón de mi vida. Por Derwell Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .