Sobre toda cosa guardada.

Todo el mundo sabe, que tu tienes un lindo corazón, que no puede estar mejor guardado que si lo guarda en sus palabras Dios. Por Derwell J Fallu

Advertisements

La verdad de una historia dolorosa.


Se ha dicho: “que no hay peor ciego, que aquel que se niega a ver.” Algunas personas que se refieren a las historias del almirante Cristóbal Colón y su legendaria tripulación, en su recorrido de conquistas por los lugares del mundo, se refieren a éste, como un héroe conquistador de nuevos mundos y lo alaban, honran y veneran, cuando en realidad, este fue solo como una especie de piratas, que llegaba a los lugares para invadir y saquear las riquezas de esos territorios, hasta que no dejaban nada en sus sueños. Lo mismo ocurre con tantas personas en el mundo, que aunque no hayan nacido en Roma, solemos oírlos con orgullo, llamarse romanos, cuando la realidad es, que la peor historia de crueldad y de muerte, no fue la que llevaron a cabo los rusos, cuando asesinaron 4 millones de judíos, sino los romanos que durante siglos protagonizaron la peor historia de terror y de muerte contra todos los de la fe de Jesús y, lo que es peor, no solo que fueron los verdugos y sanguinarios autores de la muerte del hijo de Dios, sino que intentaron en casi toda la historia de la humanidad de impedir con el terror, la tortura y con la muerte, que la humanidad conociera el mensaje de esperanza y de salvación, que Dios había diseñado y esforzado para difundir por todo el mundo. Y todavía, a la altura del tiempo y del siglo que vivimos, son los principales de contaminar las almas de quienes sinceramente quieren encontrar a Dios, promoviendo entre ellos el terrible pecado de la idolatría que Dios abomina tanto y por los que quienes los practican, se exponen a perder su oportunidad de entrar al reino de los cielos. Cuál sería el destino de un ciego que guía a otro ciego? Despierta tu que duermes y te alumbrará Cristo. Para su reflexión, por favor lea estos pasajes de la Biblia:

1 Corintios 6:9-10; Efesios 5:5; Apocalisis 22:15.

Por Derwell J Fallu

No te arriesgue.


No hay nada más valioso que la salvación del alma, que surge de tener una buena y armoniosa relación con Dios. Nadie puede estar por encima de sus palabras ni de sus leyes. Si alguien te quiere convencer de que algo puede ser lindo, bueno y conveniente, a pesar de que contraviene en paralelo con lo que Dios quiere y manda, no te arriesgue, porque por bueno que parezca lo que hagamos, si no es lo permitido por Dios, tu podría perder tu oportunidad de tu entrada al cielo, porque nadie está por encima de sus mandamientos ni de sus leyes. Por Derwell J Fallu

La mujer y su significado.

Desde la perspectiva de Dios,

yo presento al mundo ésa naturaleza que fue de Dios en la mujer su idea de lo que ella sería, todo lo que implica en el vocablo de Dios la palabra (“Bueno”), no quisiera ver a la mujer de otra manera, porque desde la perspectiva que la hizo Dios, ella es un recurso y un detalle que resalta el ingenio del divino creador como el autor de la impresionante obra artística del cuadro de todo el universo como una obra perfectamente terminada. La mujer es el elemento que define mejor lo bello, es la interpretación y la naturaleza de la palabra sensualidad, pero también es la definición para amar y el recurso natural de la vida para expandir y dar continuidad a toda la raza humana. Así mismo, es la parte que hace buena la creación y del hombre su naturaleza como su motivo para sentir en su forma humana de amar, el recurso que corrige en éste, ese sentimiento negativo de la soledad, el alivio que produce el tener esa necesaria ayuda ideal. En fin! Desde la perspectiva de Dios, la mujer es el sello de lo (Bueno) para toda la obra creada del soberano, del eterno y del hombre su naturaleza terminada, lo bueno! Mujer, vives como tal! Por Derwell J Fallu

Divina mujer!

Ya una vez estuve solo sin ti, el mundo y todas sus cosas eran mías, pero sentía mi alma tan vacía como el que nada tenía, nada me llenaba la vida, dentro de mi pecho un corazón que latía, pero era como una canción sin melodía; sin fuego, nada que ardía, a mi vida le faltaba lo bello, le faltaba lo bueno; y lo bello y lo bueno, eras tú, porque tú le diste color y olor a las flores, tú eres la melodía de canciones, de la poesía, tú eres los versos y ése toque de magia y de encanto que hace más hermoso el universo; del corazón, tu eres el amor, ése bendito sentimiento con el que interpreto la vida; del alma, la inspiración que le da el sentido a vivir del que respira. Sin ti ni siquiera del cielo llovía. Pero hora, tú eres como la lluvia, que hace sensual al cielo nublado, a la mañana, la tarde; a la noche, tú eres el amor de los cuentos, Oh! Mujer divina, tú eres el alma de los sueños Por Derwell J Fallu